Como técnico forestal y por su experiencia en el rubro forestal y tras haber trabajado como instructor pionero en la formación de mecánicos y operadores de motosierras, Victor Millar Peña funda la empresa Coprofor el 17 de Octubre de 1983 en la ciudad de Concepción. Junto a su señora, Luz María Arévalo, emprende el nuevo negocio de comercialización de productos forestales tomando la representación de la marca Stihl en Chile en la Octava Región zona costera. El objetivo fue satisfacer las necesidades de los clientes, entregando un excelente servicio en abastecimiento de productos, repuestos y servicio técnico.

Uno de los puntos más importantes a destacar es el trabajo en terreno que ha realizado la empresa desde sus inicios, favoreciendo así, la cercanía de esta hacia sus clientes y la vez, demostrando in situ las bondades de la marca STIHL.

El local de Concepción era pequeño, poco estético y con espacios insuficientes para exponer la diversa gama de productos que en ese entonces se ofrecían. A pesar de esto, con el exhaustivo trabajo de atender a los clientes de la mejor forma posible, se lograron posicionar en el mercado, destacando por la excelente y personalizada atención que entregaban.

Con el paso de los años, por la distancia y el crecimiento en el área forestal, se decide abrir una sucursal en Cañete en Noviembre del año 1990. En el año 1992 Coprofor Concepción se traslada a O’Higgins 59. Se transformó en un negocio más atractivo para sus distinguidos clientes y para las personas que circulaban por una de las principales calles de la ciudad penquista. Contar con un local amplio, bonito, ordenado y con estacionamiento exclusivo era parte de los proyectos que sus dueños anhelaban.

El 06 de Octubre del año 1994 se abre una nueva sucursal en la comuna de Arauco, con el objetivo de estar más cerca de los clientes en esa zona y entregar el mismo servicio que en las demás sucursales.

Debido al cambio de las necesidades del mercado y particularmente a la automatización en el proceso de extracción de madera en el rubro forestal, fue inevitable apuntar nuevos clientes objetivos, como lo son agricultores, viñeros y jardineros e incluir una diferente gama de productos y tecnologías como motocultivadores, pulverizadoras, desmalezadoras, cortadoras de césped, tritutadores, chipeadores, etc.

El paulatino crecimiento de la empresa tras el arduo trabajo de Victor Millar, su señora y colaboradores ha dado frutos. Se construyeron nuevos locales comerciales, acogedores, con espacios para facilitar la labor de sus trabajadores y así exhibir los productos acorde a las necesidades de los clientes, trabajando día a día para seguir dando una atención de calidad.

Victor Millar, con el afán de realizar un nuevo sueño, decidió construir el mismo sus locales comerciales, quien con arduo trabajo ha logrado culminar con creces su objetivo.

En primera instancia se remodeló el local ubicado en la ciudad de Concepción, siendo el punta pie inicial para realizar un cambio de imagen con locales completamente nuevos, amplios y a la vez acojedores con una tecnología de última generación. Luego siguió el turno de la Construcción de los locales de Arauco y Cañete. Los cuales fueron terminados en Enero del presente año, completando el término de una etapa y el comienzo de una nueva.